• CRAMPUZ

SISTEMA ENDOCANNABINOIDE: TODO LO QUE DEBES SABER

Así es, así cómo los mamíferos tenemos un sistema respiratorio, un sistema digestivo, un sistema circulatorio, etc. Tenemos también un sistema cannabinoide, que es llamado endocannabinoide puesto que el prefijo endo- etimológicamente significa "Dentro", es decir el sistema endocannabinoide que tenemos dentro de nosotros. 

Para entender como fue descubierto este sistema y cómo funciona tenemos que remontarnos a 1988.

En 1988 la doctora Allyn Howlett y sus colegas utilizaron avanzadas técnicas científicas con tintura radioactiva puesta en THC sintético, permitiéndoles rastraear a dónde se iba el THC. Descubrieron que el THC llegaba al cerebro y observaron que selectivamente se unía a un tipo de receptor específico localizado en las membranas de ciertas células. El receptor funciona como un "candado" en la membrana de dicha célula, esperando por una "llave" específica que encaje en él, para que después de que ambos se unan, una reacción química en la célula ocurra y resulte en un cambio en el mensaje que la célula envía. 

Al cabo de este descubrimiento se creía que esas "llaves" sólo podían obtenerse por medios externos, pero como se menciona en el comienzo de esta lectura, pronto se descubrió que el propio cuerpo tenía la capacidad natural de producir estas llaves.

¿Cómo funciona el sistema endocannabinoide? 

La explicación correcta del sistema endocannabinoide implica cierto conocimiento en términos químicos y biológicos, así que más vale tener un poco de paciencia y ganas para entenderlo correctamente.

Tenemos dos tipos de neuronas en el cerebro: las presinápticas y las postsinápticas, es decir las que envían mensajes por medio de neurotransmisores (las sustancias que generan sensaciones en el cuerpo), y las que reciben esos mensajes.

Ahora usando una analogía, imaginemos que se trata de dos amigos que están haciendo un trabajo en equipo: uno es el encargado de dictar la información (el dictador) y otro es el encargado de transcribirla (el escritor).

Ahora imaginemos el siguiente caso:

1. El dictadora comienza a leer demasiada información y datos al escritor. El resultado obvio es que ocurra un desequilibrio, pues el escritor no puede escribir tan rápido ni tampoco hacerlo correctamente pues se estresa y comienza a abrumarse...

2. El escritor entonces, le dice que lea más lento, pues no puede entender lo que le está diciendo. (Éste mensaje es la "llave", el endocannabinoide generado por la célula postsináptica).

3. El dictador recibe el mensaje. (El mensaje es recibido, es decir la "llave" es recibida e insertada en el "candado" de la neurona presináptica).

4. El dictador entiende que esta leyendo muy rápido y que el escritor está en apuros, así que ralentiza y comienza a leer a menor velocidad hasta que el escritor se siente cómodo. (La "llave" y el "candado" hacen click y se ajusta el desequilibrio).

5. Un fitocannabinoide (un cannabinoide proveniente de una planta, o sea del cannabis), como el THC, puede sustituir a los endocannabinoides y ayudar en el proceso ocurrido para recuperar el equilibrio.

Es decir, que si el escritor no tuviera la fuerza necesaria para decirle al dictador que se encuentra abrumado y estresado por la velocidad en la que se le está siendo dictada la información, el proveerle una ayuda externa de cannabis le daría el empujón necesario para poder comunicarle al dictador que se tranquilice, y se la lleve más tranquilo.

Así es, con esto queda también explicada la razón por la que los mamíferos tenemos este sistema endocannabinoide: Su único trabajo es regular el flujo de señales que se mandan entre células, con el único objetivo de mantener el equilibrio, llamado en el argot cientifico: homeostasis. Es por eso que nosotros generamos estos cannabinoides de manera natural cada vez que nos lastimamos, enfermamos, nos sentimos inflamados o sufrimos cualquier otro mal.

El sistema endocannabinoide es el sistema con mayor distribución en el cuerpo humano y regula muchas de las más importantes funciones fisiológicas del cuerpo, incluyendo:

  • Actividad gastrointestinal
  • Actividad cardiovascular
  • Percepción del dolor
  • Modulación en la liberación de neurotransmisores
  • Mantenimiento de la masa ósea
  • Protección de neuronas
  • Regulación hormonal
  • Control del metabolismo
  • Funciones inmunológicas
  • Reacciones inflamatorias
  • Inhibición de células cancerígenas

Así es, como puedes ver, el sistema endocannabinoide determina un montón de procesos químicos del cuerpo. El investigador italiano Vincenzo Di Marzo dijo que "el sistema endocannabinoide es esencial para la vida" pues afecta como  en cómo nos relajamos, comemos, dormimos, olvidamos y nos protegemos.

Hay evidencia científica que ha comprobado que éste sistema se activa automáticamente cuando algunas enfermedades atacan al cuerpo, tales como cáncer, aterosclerósis múltiple, heridas traumáticas cerebrales, choques sépticos, hipertensión arterial y Parkinson. En estos casos, el sistema endocannabinoide reduce los efectos negativos trabajando en mantener el equilibrio de las células.

Pero...

A pesar de que todos contamos con un sistema endocannabinoide, no significa que el sistema de todos funcione igual. Así como hay personas que tienen déficit en el funcionamiento de sus sistema inmunológico o de sus sistema nervioso, etc. Hay personas cuyo sistema endocannabinoide no funciona correctamente, y no existe ningún medicamento farmacéutico que arregle la disfunción de este sistema, sino es la planta del cannabis la mejor medicina natural que puede ayudar al cuerpo a recuperar el balance que él mismo no puede generar.

 


Todos los derechos reservados. © Wildflower Magazine. 2019