• POR CRAMPUZ

Cocinando con cannabis: métodos de descarboxilación.

Para explicar con mayor facilidad los métodos de descarboxilación utilizaremos una tabla con los siguientes elementos:

  • Método: Nombre del método de descarboxilación.
  • Tiempo: Tiempo en minutos que requiere el proceso. En la práctica, el tiempo puede variar por distintos factores como por ejemplo: la variación en la potencia del electrodomético que se va a utilizar.
  • Temperatura: Temperatura en grados Fahrenheit y Celsius (centigrados) requerida para el proceso. Aquí también pueden existir variaciones como en el caso del tiempo.

Descarboxilación en horno de gas.

La temperatura ideal para la descarboxilación para tu cannabis dependerá de que tan rápido quieres que el proceso se lleve a cabo, y también será influido por el tipo de sabor que quieres que el cannabis tenga.

Por ejemplo, si usas una temperatura más baja por un tiempo más largo, entonces podrás preservar más terpenos, dándole a tu cannabis un aroma y un sabor diferente. Usar el horno para el proceso de descarboxilación es el acercamiento más común para iniciar la reacción de remover el grupo carboxilo del THCA y dejar el THC. El proceso involucra cinco simples pasos:

  1. Precalienta el horno de 220 a 300 grados Fahrenheit (104°C a 149°C).
  2. Usa tus manos para romper el cannabis en pedacitos.
  3. Extiende los pedacitos de cannabis en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino.
  4. Calienta el cannabis por 30 a 60 minutos.
  5. Retira el cannabis del horno. En este paso el cannabis debe ser café, duro y desmoronadizo. Con tus manos, un grinder o un procesador de alimentos, debes moler el cannabis hasta que obtengas granos gruesos, pero no polvo fino. Ahora el cannabis está en su máximo nivel de THC y puede ser utilizado en la preparación de tu comestible.

Descarboxilación en horno de microondas .

Si no quieres cocinar tu cannabis en el horno para ahorrar electricidad o para evitar que el espacio donde vives se caliente, entonces hay una manera de descarboxilar con el horno de microondas. Éste no es el mejor método, debido a que no puedes estar seguro de que el microondas no eliminará algunos de los cannabinoides o terpenos, además de cierta forma es menos preciso que en el horno.

De cualquier forma, una vez calentado el cannabis en el microondas, puedes saber por el olor que todavía hay una cantidad bastante grande de cannabinoides y terpenos restantes en el cannabis. Simplemente pon tu cannabis en el microondas de 1.5 a 3 minutos en “alto” y es todo.

El beneficio de usar este método es que hay menos posibilidad de quemar algo del cannabis. Es también el método más rápido de descarboxilación.

Descarboxilación Sous Vide

El método de descarboxilación Sous Vide fue pensado por primera vez por Sir Benjamín Thompson, un físico britano-americano. Él experimentó con un hombro de cordero cocinándolo uniformemente con el método Sous Vide.

El método—adaptado y modernizado para nuestras intenciones y propósitos—involucra sellar al vacío el cannabis dentro de una bolsa de plástico, y agregar un elemento de agua caliente en circulación, que se logra colocando la bolsa en una olla con agua caliente, de manera que el calentamiento del cannabis sea uniforme.

El cannabis sellado al vacío se cocina de manera lenta hasta que esté completamente y uniformemente descarboxilado. Para este método vas a necesitar los siguientes objetos:

  • Una máquina para sellar al vacío
  • Un grinder para cannabis
  • Un Sous Vide Precision Cooker
  • Una olla de diez cuartos de galón (10 litros aprox.)

El proceso requiere entonces cuatro pasos:

  1. Moler el cannabis en granos gruesos, pero no en polvo fino—asegúrate de recoger el kief (los cristales de resina pegajosa) que se produzca—.
  2. Sella el cannabis en plástico resistente al calor utilizando la máquina para sellar al vacío.
  3. Coloca el Sous Vide Precision Cooker en la olla de 10 litros llena con agua a una temperatura de 200 a 400 graados Fahrenheit (93.5°C a 11.5°C).
  4. Después de que el agua está a la temperatura correcta, introduce el cannabis sellado al vacío y cocina por 90 a 100 minutos.

Con éste método, consigues el beneficio de producir una temperatura uniforme con la circulación del agua. Esto significa que todo el cannabis es cocinado uniformemente, proveyéndote una cantidad muy consistente de THC y/o CBD de tu cannabis, Es también un método a prueba de tontos que te ayuda a prevenir que el cannabis se queme por fuera.

 

Aquí te dejamos una infografía que resume los métodos anteriores:

Descarboxiladores profesionales, por ejemplo: Ardent Nova Descarboxylator

Esta opción involucra tecnología que fue diseñada específicamente para el proceso de descarboxilación del cannabis. El dispositivo luce similar a un termo. Hay varias ventajas en usar esta tecnología por sobre otros métodos, incluyendo las siguientes:

  • Es una opción muy sencilla. Simplemente colocar el cannabis en el contenedor, presionas el botón, y en 120 minutos tienes listo el proceso de descarboxilación.
  • No tienes el olor en la habitación en la que realizas el proceso, así que es una opción más discreta.
  • Esto es más simple y sencillo para la mayoría de la gente al momento de elaborar sus propias tinturas de cannabis y aceites para comestibles en lugar de comprar productos que son prefabricados y posiblemente más caros.

Mientras que hay mucho más beneficios usando este método, también es el proceso más largo, pues se requieren 120 minutos para obtener un producto completamente descarboxilado.

Tiempo para descarboxilar el cannabis

Cuanto tiempo le toma al cannabis descarboxilarse dependerá de tus objetivos y el método que elijas a largo plazo. En el horno, por el bien de la discusión, puedes  utilizar una temperatura más alta, y como resultado, menor tiempo de espera.

Por otra parte, el horno también te permite hacer lo contrario y descarboxilar a una temperatura más baja por un periodo más largo.

De cualquier manera, la descarboxilación ocurre entre 200 y 300 grados Fahrenheit (93°C y 149°C aprox.), de modo que uno no puede fallar si se mantiene dentro de estas temperaturas específicas.

La mayoría de los profesionales prefieren descarboxilar a una temperatura más baja por un periodo más largo para evitar la evaporación de los terpenos. Un poco de trasfondo en el tema: los terpenos son los responsables del olor del cannabis y además tienen algunos efectos terapéuticos. Algunas cepas de cannabis pueden oler a una sutil mezcla de lavanda o limón, o incluso el limpio aroma de la piña. Esto le proporciona al cannabis una forma de aromaterapia que es central para su principal acción.

Cuando «descarboxilas »  en el microondas, tienen una notable reducción en el tiempo de cocción. Normalmente, sólo toma como 3 minutos. Como sea, éste método es no siempre el preferido pues el calentamiento puede ser bastante irregular y causar una evaporación de terpenos importantes. A pesar de todo esto, si tú necesitas tu cannabis descarboxilado  rápidamente, entonces esta es tu mejor opción.

Si elijes el método Sous Vide, entonces necesitas tener una baja temperatura y un tiempo de cocción mayor, similar a la opción del horno.

Este periodo más largo asegura que el cannabis es completamente descarboxilado. Cocinar con un método de inmersión en agua garantiza que todo es cocinado de manera uniforme, y hay cero oportunidades de quemar el cannabis y de tener bultos ennegrecidos como resultado.

 

 

 

 

 

 

 

 


Todos los derechos reservados. © Wildflower Magazine. 2019