• Sem Moya/Ross Ramos

How cannabis makes us healthy and happy.

Estos son algunos puntos que consideramos importantes de saber para que tu consumo sea óptimo: 

 

  • Si consumes cannabis no dejes de hacer ejercicio, mantenerse en movimiento ayudará a estar más sano.
  • Necesitas seguir meditando diariamente para reducir el estrés y la ansiedad.
  • Es importante diferenciar los highs entre una sativa, una indica y una híbrida. Saber en qué mood te pone, qué actividades se te facilitan hacer y cuales no, a la hora de estar bajo el efecto de la variedades anteriormente mencionadas. Por ejemplo si quiero hacer un hike sé que la sativa es la que necesito, si sé que requiero de energía para hacer las actividades de mi día no fumaría indica, fumaría indica cuando acabe mis actividades y esté lista para relajarme y acabar mi día durmiendo plenamente.
  • Consumir cannabis hace que todo se sienta mejor, la comida y el agua saben mejor, así que puedes utilizar eso para que tu comida sea más saludable. 
  • El cannabis ha remplazado en muchos países incluyendo México antidepresivos, medicamento para la ansiedad y medicamentos para la el dolor como la morfina o cualquier clase de opioide.

 

Aún sabiendo todo esto debemos seguir haciendo todo lo que podamos para cuidarnos. Es decir si estamos tomando alguna medicina prescrita por nuestro doctor comentarle acerca de nuestro consumo y complementar el tratamiento prescrito con el cannabis.

 

Creemos firmemente que todas las personas pueden obtener algún beneficio con dosis pequeñas de cannabis. 

Consumir una dosis baja todos los días es suficiente para reducir inflamaciones, ansiedad, depresión, estrés y dolor, comienzo lento de demencia y otros signos de envejecimiento, y aumentar nuestro estado de ánimo.

 

“Si hace 9 años, cuando empezaba a consumir marihuana alguien me hubiera dicho que existen miles de cepas de cannabis que me harían sentir y reaccionar diferente, no consumiría lo que fumaba en aquel tiempo. Claro que me la pasaba increíble, pero hubiera preferido otro tipo de high para ciertas situaciones.

Vengo de un pueblo muy pequeño (o en ese entonces, muy pequeño) en la costa de Oaxaca, conseguir marihuana era muy fácil, barato y solo había una opción. Dejemos de lado si era buena o mala, no sabias que cepa era, ni su procedencia, ni el power, igual y eran machos. Podías tener tu propio plantío con las semillas que venían en el toston.

En mi experience personal, hay o había un predominio de indicas en la zona. La mayoría de las veces fumaba durante la noche, en casa de amigos o en la playa, cuando la temperatura bajaba y solo estas acostado viendo el cielo y escuchando el mar; todo muy relajado, muy psicodélico. Pero fumar durante el día, calor de 35 con sensación de 40, tareas, playa, sol; era un poco más exhaustivo. Llegaba a mi casa derrotado, física y mentalmente, solo quería la cama y un buffet room service (que por supuesto nunca llegaba).

Después de unos años regrese a Oaxaca con la posibilidad de conseguir cannabis sativa, la experiencia fue diferente sin duda, ya no había fatiga durante ni después de la sesh, tenia mas concentración y energía para seguir con el día.

Ahora que vivo en la ciudad aplico la misma situación, considero qué actividades voy a realizar durante el día para sentirme optimo; si necesito que mi cuerpo este al mil to get my shit done, no voy a fumar OG Kush, prefiero algo más enérgico como una Trainwreck o Sour Diesel."

No hay reglas fijas para el consumo de la marihuana, lo interesante del juego es que cada cuerpo, cada ser humano es diferente al consumir cannabis, el estado mental en el que nos encontremos, la situación, el humor, juegan un rol importante en la receta del high perfecto. Todo es cuestión de prueba y error amigos.”


Todos los derechos reservados. © Wildflower Magazine. 2019